Ashtanga Vinyasa Yoga es un método dinámico, se diferencia del otros estilos por el uso de la Vinyasa (sincronización de la respiración con el movimiento), de la respiración Ujjayi, de los Bandhas (cierres energéticos) y del Drishtis (miradas) en combinación en la práctica de Asanas (posturas).

Estos elementos ayudan al practicante a concentrar y aumentar la energía a lo largo de la práctica.
Practicado con una correcta respiración purifica el cuerpo físico,
mental y emocional.
La Primera Serie (de asanas) no sólo cura el cuerpo físico sino también el espíritu.
Permite desarrollar e intensificar la concentración, controlando
y purificando el pensamiento.

En las clases presenciales practicamos lo que se conoce como Estilo Mysore: vamos aprendiendo la serie paulatinamente, comenzando por Surya Namaskar A y B.
Luego las posturas de pie, de sentado e invertidas.

Siempre recordando que el trabajo de Asana es simplemente 1 de las 8
partes o pasos descritos por Patanjali